Tarot

Tarot

Tarot

Cuando T.S. Eliot alude a una “baraja perversa” en su poema ‘Wasteland’, se refiere al Tarot, una baraja de 78 naipes bastante menos perversa de lo que dicen, y sin duda bastante menos antigua de lo que pretende la leyenda.

Existe una teoría esotérica que retrotrae los orígenes del Tarot a los tiempos antediluvianos y sugiere que cuando se supo que la Atlántida iba a hundirse, los maestros de la visión oculta celebraron un cónclave con el fin de hallar el modo de salvar la sabiduría sagrada. Entonces decidieron que, cualesquiera que fuesen los cambios que acarreasen los tiempos venideros, los hombres siempre serían jugadores. En consecuencia diseñaron un juego de cartas que contenía, en forma de símbolos, una sinopsis de la sabiduría universal. Estos naipes, pintados en cuero, sobrevivieron al cataclismo y fueron difundidos en todo el mundo por los gitanos.

Otra versión sitúa este concilio en Fez (Marruecos), hacia la época de la destrucción de la biblioteca de Alejandría. Pero el ejemplar más antiguo de baraja Tarot que se conserva proviene de una época bastante más reciente, ya que data de comienzos del siglo XV.

Esta baraja se considera generalmente como precursora de los naipes modernos; en efecto, existe un juego llamado Tarot o Taro que todavía se juega con entusiasmo en varios países de Europa y del Próximo Oriente. Pero la verdadera asociación de aquella es la adivinación y otras formas de práctica mágica.

Los 78 naipes del Tarot se distribuyen en 22 arcanos mayores numerados correlativamente y 56 arcanos menores, repartidos en los cuatro palos de espadas, bastos (varas mágicas, originariamente), oros (que llevan la figura mágica del pentáculo) y copas. Los arcanos menores corresponden con bastante exactitud, pues, a la baraja actual, con la diferencia de que cada palo tiene desde el as hasta el diez y rey, dama, valet y caballero; de ahí su número, ya que hoy las barajas sólo tienen 52 ó 48 naipes.

Los arcanos mayores, en cambio, no tienen correspondencia en la baraja moderna, y consisten en figuras arquetípicas tales como El Mago, el Loco o La Papisa. Cada una de ellas corresponde a un “sendero” concreto del Árbol de la Vida cabalístico, y pueden usarse como vehículo de la meditación para acceder a una zona determinada del plano astral.

Loli Álvarez | Tarotista

Temas: , , , , ,

Posiblemente también le interesará:


Deje un comentario

Calendario

Octubre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Otros sitios

  • Mimub
  • República Móvil
  • Hotel Club


  • Anuncios


    Iniciar sesión | BlogNews Theme by Gabfire themes | Todos los derechos reservados - Aviso legal y Aceptación uso de cookies