Lo raro y lo sobrecogedor

Lo raro y lo sobrecogedor

Lo raro y lo sobrecogedor

Nos rodea el reino de lo raro y lo sobrecogedor, que los ojos del hombre no pueden ver y nuestra inteligencia es incapaz de comprender. Los misterios abundan. Misterios de apariencia fuera de lo corriente, misterios de fuerzas fenomenales o de extrañas criaturas (ver La Avalanche y su gran serpiente de mar) nos recuerdan de manera constante que realmente no sabemos todo aquello que creemos saber.

Los misterios mayores incluyen las desapariciones de ciudades, culturas, grandes islas y civilizaciones enteras, como las de los mayas, los toltecas, las del valle del Indo, las islas del Pacífico y los pueblos que precedieron a los incas en Sudamérica. Muchas de esas civilizaciones primitivas consiguieron unos conceptos notablemente exactos del mundo y del Universo, con gran adelanto, y en diferentes partes del mundo, respecto de las civilizaciones que las siguieron, logrando a menudo una asombrosa pericia científica jamás igualada durante millares de años (ver La desconocida historia del hombre). Esas imposibles civilizaciones avanzadas florecieron y luego desaparecieron o retrocedieron, por razones desconocidas, o bien se convirtieron en tribus más primitivas de la selva o del desierto, o han sido absorbidas por otras poblaciones menos avanzadas.

A pesar de nuestro estado adelantado en tecnología, nos visitan con frecuencia misteriosos “fantasmas”, y no sólo de la clase que encantan nuestros hogares, sino unos fantasmas más modernos como series de la Radio y la Televisión de hace muchos años, que aparecen de repente y desaparecen, en canales que emiten sus programas regulares. Todos esos sucesos inexplicables apuntan a la posibilidad de que existe una curvatura en el espacio o en el tiempo. Cada vez más testigos de toda confianza informan de acontecimientos que aseguran que ocurren tanto de día como de noche. Por lo tanto, muchos de estos informes no pueden ignorarse. Se han convertido en objeto de estudio por parte de los científicos (ver La investigación de voces fantasmales) al igual que numerosos casos de posesión o actividades del tipo poltergeist, estas últimas proyecciones extracorpóreas violentas de nuestra propia personalidad o “alma” (ver El caso de la muerte de Jimmie Sutton). Incluso se ha sugerido que el creciente número de avistamientos de ovnis (ver El Ovni que existió oficialmente), en los que ahora cree firmemente más de la mitad de la población mundial, pueden ser el equivalente moderno de los fantasmas de antaño de las casas encantadas que ahora se ven sustituidos por los firmamentos encantados.

¿Crees que los extraterrestres nos están visitando?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

Los mayores misterios del mundo no consisten en incidentes, por fascinantes que lleguen a ser, sino en la solución potencial a unas preguntas que nos eluden y que pertenecen a la naturaleza del tiempo y del espacio. El espacio, con sus soles, planetas y habitantes (si hay alguno), ha sido objeto de un estudio intensivo, y resulta probable que dentro de muy pocos años la superficie de Marte sea explorada por expediciones procedentes de la Tierra, para averiguar, entre otras cosas, si lo que parecen ser pirámides gigantescas y una piedra enorme con rostro humano, en una sección de Marte a la que ahora se llama Cidonia, son realmente lo que parecen ser, y si han sido construidos, no por la Naturaleza sino por entidades vivientes. También se halla previsto examinar en Marte las ruinas aparentes de una ciudad portuaria en las orillas de lo que es ahora el lecho seco de un océano. Esos y otros restos han sido fotografiados por los astronautas norteamericanos y rusos y, si se comprueba que se trata de auténticas construcciones, dejando aparte que puedan tener centenares o millares de años, su existencia proporcionaría el confortante pensamiento para los pueblos de la Tierra de que no estamos solos en el Universo. (A menos, como es natural, que esas construcciones las alzasen nuestros propios antepasados antes de llegar a la Tierra.)

Cuando penetramos más y más en la exploración del espacio y del tiempo (ver La fugacidad del tiempo), se nos abren nuevos mundos de maravilla, que cambian nuestra consciencia y nuestro destino (ver La revolución científico-técnica). Esto, una vez más, pertenece a un reino en que nuestra imaginación será tan importante como nuestra inteligencia.

Consideremos lo que el famoso científico francés Marcellin Berthelot escribió en 1867, en relación con el progreso de la Ciencia y de la exploración del espacio (ver El nacimiento de una nueva era): “A partir de ahora ya no existe misterio en lo que se refiere al Universo…” Si hubiera tenido la capacidad de oír, él y otros hubieran escuchado, como respuesta a su seguridad insular, unos ecos de cósmicas carcajadas desde algún lugar de más allá del espacio y del tiempo.

RevistaCaos.COM

Temas: , , ,

Posiblemente también le interesará:


Deje un comentario

Calendario

Septiembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Otros sitios

  • Mimub
  • República Móvil
  • Hotel Club


  • Anuncios


    Iniciar sesión | BlogNews Theme by Gabfire themes | Todos los derechos reservados - Aviso legal y Aceptación uso de cookies