Cuando arte y ufología se encuentran

Cuando arte y ufología se encuentran

Cuando arte y ufología se encuentran

Poco tiempo después de observar un disco con aspecto de OVNI en los cielos de Cape Cod en el año 1964, el artista neoyorquino Budd Hopkins descubrió que el encuentro tenía eco en su vida y su arte. “Un rastro del recuerdo de la aparición -escribió- empezó a infiltrarse en mis cuadros en forma de círculo oscuro central”. Se dedicó entonces a investigar si las obras de otros artistas mostraban una influencia OVNI, directa o indirectamente. Concluyó que a mediados de la década de los cincuenta del pasado siglo, los reportajes de prensa sobre “platillos volantes” ya habían expuesto al mundo la idea popular del OVNI. Los artistas “junto con todos los demás, se familiarizaron con el fenómeno tanto si estaban interesados como si no”.

Hopkins sostuvo que la imagen del platillo volante se había convertido en un enigmático icono en la conciencia colectiva cultural de la humanidad y que actuaba como poderoso símbolo en el marco de la expresión artística. Su teoría encontró soporte en los escritos del renombrado psicólogo Carl Jung, quien algunos años atrás había relacionado la nave circular con el mandala, símbolo universal que significa “la totalidad del yo”.

Algunas de las primeras obras que a continuación siguen, aparecieron en una exhibición de 1982 que recibió el nombre de ‘UFO Show’, que Hopkins organizó en el Queens Museum de Nueva York (Estados Unidos). Las hay que se inspiran en los propios encuentros OVNI de los autores, otras no. Todos los artistas, sin embargo, se inclinaban de algún modo por la idea familiar aunque inquietante de los visitantes de otro mundo.

GALERÍA DE IMÁGENES

Escultura ‘Platillo Volador’ de Jene Highstein

La escultura llamada ‘Platillo Volador’, obra de Jene Highstein en 1977, casi parece suspendida sobre la hierba en las proximidades de Park Forest, Illinois (USA). Budd Hopkins, en sus notas para UFO Show, escribió que la “clausura absoluta y la ausencia de detalles” de esta gran obra “sugieren un interior con una carga mágica, imponente e impenetrable”.

OVNI de Zanesville de Joel Sokolov

Los espeluznantes tonos crepusculares y la perspectiva del objetivo de la cámara confiere una proximidad periodística al OVNI de Zanesville de Joel Sokolov. El artista explicó que la composición de 1981 estaba inspirada en la fotografía de un periódico que ilustraba la crónica de un avistamiento OVNI en la población de Zanesville, Ohio (USA).

Obra de Terry Rosenberg

Esta escultura sin nombre y fabricada en cuero, obra de Terry Rosenberg en 1982, con su cabeza escueta sin otro rasgo que las grandes órbitas vacías, evoca de forma abstracta la idea del extraterrestre como ser siniestro. La base de la figura parece deshacerse en la nada, quizá con la intención de simbolizar la dificultad que algunos presuntos abducidos demuestran a la hora de recordar la parte inferior del torso de sus secuestradores alienígenas.

‘Edificio en llamas’, obra de los artistas Peter Robbins y Saul Ostrow

En la composición de esta obra de 1978 llamada ‘Edificio en llamas’, representación de un ataque extraterrestre, los artistas Peter Robbins y Saul Ostrow recrean una nave espacial alienígena que comete una maléfica acción contra la gente corriente del mundo, como denota el estilo antiguo de la fábrica. La calidad violenta y de pesadilla de la pintura sugiere el peligro inherente a lo desconocido. La contribución de Robbins en la obra puede estar basada en el OVNI que aseguró haber visto a la edad de catorce años.

Escultura ‘Dama de las estrellas’ de Susan Woldman

La escultura ‘Dama de las estrellas’, de 2.10 metros, realizada con la combinación de objetos, obra de Susan Woldman en 1990, refleja la fascinación de la artista por seres de otro mundo. Woldman explicó en su día haber sentido con gran intensidad la fuerza de las “energías alienígenas”.

Pintura al óleo de Rosemary Osnato titulada 'El final del túnel'

En la pintura al óleo de Rosemary Osnato titulada ‘El final del túnel’, obra de 1982, un misterioso túnel proyecta una luz intensa al tiempo que una puerta se abre a un árido desierto. La escena surrealista -en particular la sugerencia de un mundo subterráneo-, inspirada en un encuentro que la artista afirmó experimentar en 1973, coincide con los detalles de muchas otras crónicas de abducciones.

'Round Trip', pintura de Eve Vaterlaus

A pesar del aparente doble sentido del título, ‘Round Trip’ (“viaje redondo, o de ida y vuelta”), esta pintura que Eve Vaterlaus realizó en 1977 representa el escalofriante encuentro con una nave espacial. El escueto cuadro invita a la especulación: puede interpretarse que el OVNI persigue al automóvil, que remonta el vuelo tras abducir a los pasajeros del vehículo, o incluso que devuelve a los abducidos al lugar donde se perpetró el secuestro.

Obra sin título de Keith Haring

El personaje de esta obra sin título que Keith Haring realizó en 1982 capta la energía desconocida que emite un vehículo extraterrestre. Los OVNIS de Haring tienen una forma que se reconoce de inmediato, incluso en el marco de la absoluta simplicidad característica de su estilo pop-art.

'Litografía en blanco y negro' de Budd Hopkins

Un disco de ébano domina la obra de 1970 ‘Litografía en blanco y negro’, trabajo de Budd Hopkins. Según el autor, el cuadro refleja la influencia de su encuentro OVNI. Escribió que el disco de su obra tomó vida “de súbito, fruto de la osmosis, más que de una decisión deliberada, aunque nunca dudé de su ‘legitimidad’”.

Fotografía de la colección Serie D de Dean Cady

Esta fotografía (y la que continúa) están extraídas de la colección Serie D de Dean Cady, realizadas entre 1978 y 1980, y describen a una criatura extraordinaria inmersa en circunstancias ordinarias. El extravagante personaje, un modelo humano que lleva un facsímil de máscara de teatro romana, representa con sutileza a un alienígena que asume el papel de terrestre marginado por la sociedad que vive solo en una triste habitación…

Fotografía de la colección Serie D de Dean Cady

…y desayuna sin compañía en un restaurante. En la imagen, las lámparas que cuelgan sobre su cabeza como una escuadra de OVNIS refuerzan su aspecto alienígena.

Y a continuación… (¿hablamos de lo mismo?)
Pueda parecer que la pasión del arte por la ufología es (relativamente) transgresora novedad, fruto de la búsqueda de nuevas maneras de comunicar este tipo de -llamémosle sin más- fenomenología extraña (siempre intrigante, desde su difusión casuística por lo menos, para todo ser humano con un mínimo de interés en conocer el porqué de las cosas que le envuelven) y de plasmarlo en la conciencia humana a través del mundo artístico (fiel, como tantas otras veces, a su sempiterno acto de presencia en todos aquellos aspectos que rodean la vida o la imaginación). Pero de creerlo así, quizá andaríamos harto equivocados, pues desde hace muchísimo tiempo arte y (cuando menos) OVNIS parecen haber cruzado sus caminos y sus vuelos, aunque es posible que no de una manera tan directa y buscada como las obras analizadas hasta ahora en este pequeño repaso ufo-artístico que estamos realizando. En ocasiones, casi de soslayo, como algo tan normal y propio del paisaje que no hace falta resaltarlo más ni darle mayor relevancia porque simplemente está ahí y no lo merece, o porque a lo mejor se le tiene tanto miedo (y el miedo -al que por mucho que lo deseemos no se le puede ignorar- ya se sabe que infunde respeto, o lo que sería lo mismo, temor disfrazado de admiración-veneración-desconocimiento); o más sencillo todavía: porque después de tanto tiempo (de la época en que fueron realizadas) nosotros mismos hemos distorsionado en nuestros análisis el verdadero significado de la obra ante la que nos encontramos (probablemente por nuestro particular desespero en encontrar inmediata respuesta a tantos interrogantes que parecen pulular por el cielo), pero existen en la historia del arte, es verdad, turbadoras obras (como algunas de las que a continuación se exponen) que sin duda nos sorprenderán, desconcertarán, inquietarán… e invitarán a la reflexión haciéndonos pensar y vacilar ni que sea por un instante: … aunque no es OVNI todo lo que reluce.

Aquí:

’La Crucifixión’ (1350)

’La Crucifixión’, del año 1350, donde dos objetos con figuras dentro se pueden ver en la parte superior derecha e izquierda de la pintura y que dan la sensación de ser dos naves tripuladas. El fresco se encuentra sobre el altar del Monasterio de Decani, en Kosovo, antigua Yugoslavia.

’La Crucifixión’ (1350)

Conviene recordar, no obstante, que, en la Edad Media, uno de los modelos más comunes para la representación gráfica de la crucifixión de Cristo se componía de la cruz al centro, frente a ella los dolientes y los romanos, a la izquierda el sol y a la derecha la luna. El origen proviene de muy antiguo, donde también era costumbre representar al sol y a la luna con imágenes de los dioses solares paganos de Persia y Grecia, una práctica que se continuó en tiempos romanos con las monedas que retrataban a los emperadores. Nos encontraríamos, pues, ante la representación simbólica del Sol y la Luna, personificados en esta obra como testigos humanos de la crucifixión con la finalidad de dotar al acto de un poder terrenal (y es que si analizamos muchas otras pinturas de la época encontraremos representados igualmente el sol como un simple busto de un hombre con un halo radiante, y al otro astro como una mujer con la media luna de Diana). Los dos objetos no identificados serían sin más símbolos antropomórficos del Sol y la Luna, o sea, que se atribuye a la divinidad las cualidades del hombre.

Fresco que data del siglo XVII

Otro ejemplo similar sería este fresco que data del siglo XVII y que se encuentra en la Catedral Svetishoveli de Georgia, donde igualmente se representa la crucifixión de Cristo y en el que pueden apreciarse dos objetos con forma de nave a la altura de ambas manos. En la obra se puede observar también…

Fresco que data del siglo XVII

…(he aquí una ampliación donde se aprecia mejor el detalle) un rostro bajo cada uno de los objetos mirando hacia abajo.

Y como las dos últimas obras analizadas, existen multitud de ejemplos parecidos más…

Arte no ufo

Arte no ufo

…que nada pues tendrían que ver con el fenómeno OVNI, siendo simplemente un recurso en la manera de expresión artística típico de una época.

Sigamos:

‘La Madonna de Saint Giovannino’

‘La Madonna de Saint Giovannino’ data del siglo XV y fue pintada por Domenico Ghirlandaio. En la parte superior derecha puede observarse lo que podría ser…

‘La Madonna de Saint Giovannino’

…un objeto volador extraño con destellos de luz (por el color dorado que lo circunda), y más abajo un hombre con el brazo alzado a modo de visera contemplándolo junto a su perro que también lo mira.

Entender una pintura casi nunca es tarea sencilla. Se puede ver un cuadro, pero difícilmente se podrá descifrar el mensaje que nos quiere transmitir si no reconocemos los valores estéticos y lenguajes no verbales de unas obras en las que detrás casi siempre se suele ocultar una historia mucho más compleja de lo que podemos observar a simple vista, y es por ello que estas tienen que ser analizadas en profundidad y en todo su conjunto. Así, si analizamos con más detenimiento la presente pintura, podremos observar detalles necesarios para entender el contexto global de la misma y decidir entonces si estamos o no ante lo que de sólo mirarlo no dudaríamos en calificar como un Objeto Volante No Identificado. Por un lado y en la parte superior izquierda se aprecia una amplia estrella y tres trazos inferiores que representan según la iconografía de la época la estrella de Navidad y la triple virginidad respectivamente, mientras que por otro y en el lado derecho se puede apreciar con claridad las figuras del buey y la mula, que sumado a la imagen de María, el niño Jesús y el querubín que lo sostiene, encarnan los símbolos universales para representar el nacimiento de Jesús. Llegados hasta aquí, donde es irrebatible la escena que constituye, nos faltaría otro icono ecuménico representado mayoritariamente en cuadros de esta temática y que es La Anunciación a los pastores. Conocido por todos es que esta Anunciación se suele representar mediante una nube celestial luminosa y un ángel que comunica a los pastores el nacimiento. Conviene saber que alegóricamente el ángel es el símbolo de lo invisible, de las fuerzas que ascienden y descienden entre el origen y la manifestación, y la nube se relaciona con todo aquello cuyo destino sea dar fecundidad, y según el simbolismo cristiano, las nubes por sí solas son asimiladas a los profetas y personifican al mensajero, por lo tanto y a pesar de faltar en esta obra el querubín anunciador, quizá sea más razonable pensar que la semejanza de estos datos con el objeto que aparece en el cielo del cuadro y que es admirado por una persona, no sea nada más que lo comentado: una representación más minimalista de la Anunciación a los pastores.

‘La Anunciación de San Emidio’ (1486) de Carlo Crivelli

En ‘La Anunciación de San Emidio’ (1486) de Carlo Crivelli, donde un haz de luz naciente de lo que parece un extraño aparato volador viene a dar sobre la angelical frente de la Virgen, vemos al aumentar el tamaño de la obra…

‘La Anunciación de San Emidio’ (1486) de Carlo Crivelli

…que “el supuesto ovni” parece no sea más que una nube y ángeles con sus halos y sus alas. Existen otras pinturas renacentistas de similares características donde también se encuentran vórtices de nubes rodeadas de angelitos que simbólicamente representan una puerta al reino de los cielos. No hay que olvidar que la anunciación o aviso a María de que será la madre del redentor procede precisamente de los cielos y por consiguiente en este tipo de obras nos encontraríamos tan solo ante puro simbolismo y no delante de una representación precisa y confiable de la realidad.

’El bautismo de Cristo’ de Aert de Gelder

’El bautismo de Cristo’ de Aert de Gelder (1645–1727) pintado en 1710, debiera sorprendernos más por estar registrado al anochecer (lo que difiere de los pintores de su generación que solían pintar esta escena a plena luz del día junto al río Jordán) que por otra cosa. Difícil de apreciar a través de la imagen, pero el ave que se sitúa debajo de lo que parece una estructura ovoide sería la representación del Espíritu Santo según la costumbre de la época, o sea, tal y como es descrita por los Evangelios. Para algunos no tiene fácil explicación definir lo que asemeja una gran estructura emitiendo cuatro rayos en dirección a las figuras de Juan El Bautista y Jesucristo, pero para muchos otros recuerda bastante a lo que hemos comentado sobre la puerta al reino de los cielos.

Prajnaparamita Sutra

La imagen superior procede de una traducción al tibetano del texto en sánscrito ‘Prajnaparamita Sutra’ del siglo X que se encuentra en un museo japonés. Aumentando su tamaño pero centrándonos en aquello que nos interesa para el tema que estamos tratando se podrán observar mejor…

Prajnaparamita Sutra

…dos objetos flotando en el aire. Los textos indios de los Vedas están repletos de descripciones de Vimanas. El texto sagrado Ramayana describe a los Vimanas como naves circulares o cilíndricas con dos niveles y una cúpula que vuelan a la “velocidad del viento” y producen un “sonido melodioso”. Existirían dos tipos: las creadas por el hombre (que se parecerían a aviones volando con la ayuda de alas como las de un pájaro); y las estructuras que vuelan de forma misteriosa y que en general no han sido creadas por seres humanos. (Las máquinas de la primera tipología son descritas generalmente en los trabajos medievales sánscritos que tratan sobre arquitectura, motores militares, u otras máquinas mecánicas. Las de la segunda están descritas en los trabajos ancestrales como el Rg Veda, el Mahabharata, el Ramayana, y el Puranas.)

Annales Laurissenses

Esta imagen (y la siguiente) en la que aparecen dos cruzados pertenecen a un manuscrito del siglo XII, ‘Annales Laurissenses’, recogidos en la ‘Patrología’ (libros históricos sobre eventos religiosos) y se referiría a un OVNI visto en el año 776, durante el sitio al castillo de Sigiburg, Francia…

Annales Laurissenses

…Según se dice, los sajones rodearon y sitiaron a la población francesa y el mismo día en que se preparaban para enfrentarse a los cristianos que vivían dentro del castillo, la gloria de Dios se manifestó con la aparición de un grupo de discos sosteniéndose en el aire sobre la iglesia. A los sajones aquel suceso les asemejó como que sus adversarios estaban protegidos por dichos objetos y emprendieron la retirada. (No está del todo claro, sin embargo, que estas ilustraciones sean en verdad originales de la época, y los hay que sostienen que es posible que hayan sido asignadas en reediciones posteriores al texto del manuscrito. Otros dan veracidad al hecho, pero lo atribuyen, por la fecha, simplemente a una de las periódicas pasadas del cometa Halley).

‘Le livre des bonnes meurs’ (1338)

Esta imagen proveniente del libro francés ‘Le livre des bonnes meurs’ (1338) de Jacques Legrand, puede encontrarse en el museo Condé de Chantilly. Algunos afirman que esta esfera no sería más que un globo… aunque no dejaría de ser sorprendente porque en esos años no se tiene constancia de que ya existieran.

Tapiz del siglo XIV

Los dos tapices que a continuación abordamos (’La Magnífica’ y ‘La vida de María’) fueron elaborados en el siglo XIV. Ambos representan la vida de la Virgen, y en los dos pueden observarse claramente objetos (se remarcan dentro de un círculo rojo) con forma “de sombrero” (ahora analizaremos detalladamente el porqué de compararlos precisamente con sombreros) sobre el cielo que parecen estar fuera de sitio. Se encuentran en…

Tapiz del siglo XIV

…la basílica francesa de Notre-Dame en Beaune, Borgoña.

‘Escenas de la vida monástica’ de Paolo Uccello‘Escenas de la vida monástica’ de Paolo Uccello, con aspectos de la vida de los frailes de su tiempo (agrandar imagen si se desea ver). El fragmento a destacar en el que se apreciará un objeto con forma de platillo y que a continuación se amplía para un mejor visionado…

‘Escenas de la vida monástica’ de Paolo Uccello

…representa a San Jerónimo de Estridón, para los cristianos San Jerónimo. Nacido en Dalmacia en el siglo IV, es reconocido como “doctor de la iglesia” por el Vaticano, es decir, que se le daría rango de cardenal pese a no existir en su época, y el símbolo cardenalicio propio es el típico sombrero rojo de plato que muchas veces habremos visto sobre sus cabezas ni que sea por televisión, …

San Jerónimo de Estridón de Peter Paul Rubens(He aquí a San Jerónimo de Estridón desde la visión de Peter Paul Rubens) …por lo que nos hallaríamos sin más en la obra anterior ante lo dicho, un sombrero, y lo que parece ser una “estela” no serían más que los cordones con sus borlas. Respecto a las otras, decir que muchos artistas incluían esta iconografía oculta para mencionar arcanamente a la autoridad eclesiástica que solicitaba la obra, y al menos en la explicada de San Jerónimo parece que no hay excesivas dudas sobre ello, claro que en otros casos…

Tapiz titulado ‘El triunfo del verano’

…como en este tapiz titulado ‘El triunfo del verano’ que se elaboró en Brujas en el año 1538, se pueden ver claramente varios objetos de forma discoidal con una parte elevada en su centro. Aquí aparece más de un “sombrero”, lo que llevaría a algunos a sostener que quizá debiéramos hacernos replantear dicha explicación.

‘El Milagro de la Nieve’ (1428) de Masolino da Panicale

Este cuadro pinta a Jesús y María en lo que parecen ser nubes lenticulares. Bajo el título ‘El Milagro de la Nieve’, fue realizada en 1428 por Masolino da Panicale (1383-1440), y su destino original fue la iglesia de Santa María Maggiore de Roma, en Italia. Recogería la historia de un suceso extraordinario ocurrido en agosto del año 352 cuando una nevada marcó el lugar en el que habría de construirse la mencionada iglesia. Y, como siempre, ante este tipo de obras es normal nos asalte el estupor y la duda, corriendo por ello un elevado riesgo de dejar volar demasiado la imaginación, pero: ¿son solamente nubes? ¿No recuerda esto más a las lluvias de “cabello de ángel” que los expertos asocian a los No Identificados? ¿Explica sin más una “nevada selectiva” ¡en pleno verano!? Quién sabe. Aquí no se pretende decidir por nadie, pues en este pequeño artículo lo único que se ha pretendido es ver y hablar de arte, no de ufología. Pero ante las imágenes expuestas al comienzo de esta entrada, donde en no pocos casos los mismos autores afirmaban sin duda alguna haber sido testigos presenciales del avistamiento de un OVNI, y sobre todo ante las que a continuación siguen, de épocas incluso prehistóricas, de naturaleza mucho más cándida y por completo alejadas de posibles oscuras intenciones, ¿lo habremos conseguido?

Pintura rupestre de Tanzania

Pintura rupestre de Tanzania. Se estima que data de hace más de 29.000 años, y mostraría lo que asemejan ser varios objetos con forma de disco (dentro de la cuadrícula en negro).

Cueva de Pech Merle

En la cueva de Pech Merle francesa, cerca de Le Cabrerets, hace alrededor de 17mil años, objetos que parecen totalmente fuera de contexto con forma de platillo…

Cueva de Pech Merle

…se nos muestran en la escena de un paisaje lleno de vida silvestre.

Pintura rupestre en Val Camonica, Italia

Otra pintura rupestre (de aprox. el 10.000 a. de C.) localizada en Val Camonica, Italia, y en la que se aprecian dos seres con lo que parecen trajes de protección, escafandras de exploración y extraños objetos en sus manos.

Petroglifo en la provincia de Querato (México)

Petroglifo (“grabado sobre roca”) descubierto en la provincia de Querato (México) en 1966, y donde se pueden ver cuatro figuras con sus brazos extendidos debajo de un gran objeto de forma ovalada que irradia lo que parecen ser rayos de luz.

Toro Muerto (Perú)

Arte rupestre de Toro Muerto, Perú, de una antigüedad aproximada de entre 12 y 14mil años.

Wandjina

“Espíritus de la lluvia y las nubes” quienes pintaron sus imágenes en las paredes de ciertas cuevas australianas. Conocidos con el nombre de Wandjina, …

Wandjina

..en este se ve claramente a un ser con una especie de traje, guantes y un casco. En la parte exterior de lo que deseemos creer que cubre su cabeza, hay un escrito en un alfabeto desconocido.

Grabado en roca de la época preinca (Samaipata, Bolivia)

Este grabado en roca de la época preinca se encuentra en Samaipata, Bolivia, en el complejo arqueológico ‘El Fuerte’ y parece representar un disco volante con cúpula y ruedas o patas de aterrizaje.

Localizado en el desierto del Sahara

Dioses del Taissili, desierto del Sahara. Obsérvese el detalle del traje y escafandra del dibujo y en la esquina superior derecha: ¿la nave?

Figura encontrada en Kiev

Extraña figura encontrada en Kiev y datada en fecha 4.000 a.C.

Petroglifos en el suroeste de Estados Unidos

Estos petroglifos fueron realizados hace miles de años por los antiguos indios del suroeste de los Estados Unidos. De acuerdo con su folclore, dos objetos colisionaron en el cielo, estrellándose uno de ellos en la región del Valle de la Muerte. Algunos seres llegarían tiempo después (presumiblemente en otra nave) para reparar los daños de la accidentada (y todo aquello fue observado por los indios locales que lo incorporaron a su historia y así ha ido siendo contado a las sucesivas generaciones). La imagen de la izquierda representaría la nave utilizada por aquellos que vinieron para arreglar la nave dañada ya que si las comparamos detenidamente, es curioso observar el detalle que la de la derecha parece presentar daños estructurales en los bordes y el fondo, representando a la que se estrelló.

Anastasio J. Cervantes | Escritor y crítico

Temas: , , , , , , , ,

Posiblemente también le interesará:


Deje un comentario

Calendario

Septiembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Otros sitios

  • Mimub
  • República Móvil
  • Hotel Club


  • Anuncios


    Iniciar sesión | BlogNews Theme by Gabfire themes | Todos los derechos reservados - Aviso legal y Aceptación uso de cookies